Pide Cita - (+34) 94 498 79 51 - info@gea-audifonos.com

En cumplimiento del Real Decreto 463/ 2020 aprobado por el Gobierno debido por el COVID-19, os informamos de las medidas llevadas a cabo por Audifonos Gran Via Bilbao
Publicado por: audifonosgranviabilbao


Audifonos Gran Via Bilbao

Algunos de los errores más comunes y mitos sobre los audífonos y pérdida de audición están presentes en la sociedad hoy en día.

Existen hoy en día muchas personas que han perdido audición pero, como aún escuchan, piensan que no es necesario revisarla o hacer uso de soluciones auditivas. Recomendamos que ante la detección de cualquier tipo de pérdida auditiva, por leve que sea, se acuda a un profesional de la audición, para que la evalúe y detecte si es necesario el uso de audífonos. Cuanto más lo retrasemos, será peor.

La creencia de que la pérdida de audición, pese a ser molesta, no afecta a la calidad de vida y salud no es cierta ya que repercute de forma negativa en la salud física y emocional de las personas, especialmente en sus relaciones y comunicación con el entorno.

Otro error escreer de que solamente las personas mayores pierden audición. Nada más alejado de la realidad, los problemas de audición no son exclusivos de la tercera edad, ya que pueden presentarse a cualquier edad, incluso en niños.

Es cierto que existe un tipo demiedo en algunas personas a llevar audífonos al pensar que el resto de la gente lo va a notar y parecerá más mayor. Hoy en día esto se soluciona con audífonos invisibles ya que por su tamaño parece que no se está utilizando ningún tipo de dispositivo. El disimulo es prácticamente total.

Es falsa la afirmación y la creeencia de algunas personas de que los audífonos no funcionan bien y son incómodos. La tecnología actual ha evolucionado mucho, por lo que la calidad de sonido y las prestaciones que ofrecen los audífonos no tienen nada que ver con los de hace varios años". Los audífonos actuales se adaptan al día a día de cada persona, a su estilo de vida, a sus conversaciones. 

También hay gente que cree que con el uso de audífonos, los oídos se vuelven dependientes y vaguean. Es falso porque el cerebro actúa como un músculo, y una pérdida auditiva que no se trata a tiempo produce un cambio en el centro de audición del cerebro, lo que dificulta la comprensión del lenguaje en situaciones acústicas complejas. Por ello es necesario comprender que los audífonos preservan algunas funciones cerebrales.

La persona que va perdiendo audición no lo hace de repente y tiene que estar atento a los primeros síntomas. Muchas se acostumbran y creen que no hay síntomas previos y se trata de un error. Lo que ocurre es que nos acostumbramos a una pérdida gradual pero los síntomas vienen de antes.

Finalmente, el error de muchos es pensar que la pérdida de audición viene por un exceso de ruido. Hay muchas causas de pérdida auditiva y es el especialista el que determina su origen y el porqué.