Pide Cita - (+34) 94 498 79 51 - info@gea-audifonos.com

En cumplimiento del Real Decreto 463/ 2020 aprobado por el Gobierno debido por el COVID-19, os informamos de las medidas llevadas a cabo por Audifonos Gran Via Bilbao
Publicado por: audifonosgranviabilbao


Audifonos Gran Via Bilbao

Este inicio de otoño ha venido acompañado de bajas temperaturas desde el principio. Estos cambios de temperatura son los que aceleran los procesos gripales y de constipados, que pueden llevar aparejados problemas auditivos.

Normalmente, los constipados afectan a las vías altas respiratorias y los síntomas más recurrentes son el dolor de garganta, la mucosidad y también el dolor de oídos. Esta sintomatología puede venir acompañada de fiebre.

Tanto la nariz como la garganta están conectadas con los oídos. Esto quiere decir que cuando la nariz está congestionada la mucosa puede llegar a los oídos provocando un descenso en su ventilación. Si los oídos se tapan, las trompas de Eustaquio se obstruyen. Es cuando se suele producir una inflamación de la mucosa en el oído medio, lo que se conoce como otitis media.

Las otitis en general provocan un leve dolor de oído y la sensación de taponamiento. Ese taponamiento se puede eliminar mediante la maniobra de Valsalva, que consiste en tratar de expulsar el aire por la nariz mientras se tapa haciendo pinza con los dedos. También el bostezo suele ser una solución que funcione. Por supuesto, el agua de mar contribuye también a la descongestión.

La otitis media aguda se produce cuando la mucosa infectada en los oídos provoca, además de un dolor más intenso, supuraciones y episodios de fiebre. Normalmente el tratamiento de esta otitis suele ser con analgésico pero si no funciona puede recurrirse al antibiótico.

Cuando tenemos una infección de garganta derivada de un constipado, también ésta puede provocar inflamación de oídos por lo próximos que se encuentran uno de otro. El dolor de oído se nota al tragar, normalmente.

Así que como veis, la relación entre los resfriados otoñales e invernales y el dolor de oídos están muy relacionados.