Pide Cita - (+34) 94 498 79 51 - info@gea-audifonos.com

En cumplimiento del Real Decreto 463/ 2020 aprobado por el Gobierno debido por el COVID-19, os informamos de las medidas llevadas a cabo por Audifonos Gran Via Bilbao
Publicado por: audifonosgranviabilbao


Un audífono es la solución para mejorar la audición de una persona que tiene un problema de pérdida auditiva.

El audífono es un dispositivo personalizado a la pérdida de audición específica de cada persona que lo necesita, de cada paciente. No es sólo un aparato que aumente los sonidos, no. No se trata de un amplificador como pueden encontrarse en el mercado y de los que hay que huir. Se trata de un dispositivo que debe ser adaptado a la necesidad correctiva de cada paciente que mejora distintos rangos de audición.

Audifonos Gran Via Bilbao

El audífono se integra en el pabellón auditivo o también puede integrarse en el canal auditivo externo. Consta, de forma habitual, de cinco partes bien diferenciadas y cada una con su función:

1.- El Micrófono, que es la parte del audífono que recoge el sonido. Es una parte esencial puesto que si no funciona correctamente, no funcionará el audífono.

2.- El procesador que es el que analiza y procesa en el chip el sonido según la pérdida auditiva que tenga cada paciente.

3.- El altavoz que es la parte a través de la cual se transmiten los sonidos desde el oído externo al oído interno transformándose en impulsos eléctricos que el cerebro recoge y procesa.

4.- La pila, en el caso de un audífono no recargable, que es la batería que hace funcionar el dispositivo con energía y que suelen ser de ion litio.

5.- El receptor es la parte que se introduce en la oreja y que sirve para recibir ese sonido procesado.

El audífono compensa los problemas derivados de una deficiencia auditiva en las personas con problemas de distintos grados de audición. Es un producto santiario, por tanto los vas a encontrar en establecimientos de audioprótesis previamente autorizados por el ministerio de Sanidad.

El audioprotesista es quien debe realizar estas adaptaciones en función de las necesidades de cada paciente y sirve como ayuda para controlar el ruido de ambiente, de los pitidos, personalización de frecuencias, cambios en tipos de dirección y conexión con otros aparatos por wifi, bluetooth, etc.

La necesidad de utilizar uno o dos audífonos la debe dar el profesional que determina el grado de pérdida de audición y si es unilateral o bilateral. En ese caso se determinará si debe utilizarse en uno o ambos oídos ya que además la pérdida no tiene porqué ser simétrica.

Finalmente, es imprescindible acudir al especialista cuando notemos que no oímos o entendemos correctamente. Las hipoacusias deben de ser revisadas para ver cuál es el factor que la ha provocado y así determinar cómo el audífono puede equilibrar esa pérdida auditiva.